Challengers: Llega el mayor torneo mundial de captura la bandera

Publicado el 23 enero, 2023

1- 8 Jugadores / 45 minutos / +8 años / Johannes Krenner , Markus Slawitscheck / Asmodee

El pasado mes de diciembre llegaba a nuestras tiendas Challengers, un juego de mesa party ideal para grupos grandes, donde todos competimos contra todos y en cada ronda nuestros contrincante es distinto. Se ha posicionado como un juego muy entretenido y fácil, que puede daros un rato muy divertido.

Vamos a participar en el mayor torneo mundial de captura la bandera y para ello Challengers tiene una mecánica de construcción de mazos muy fácil. Es un juego que también esta sujeto al azar, por lo que los principiantes o los jugadores menos experimentados no van a verse en gran desventaja frente al resto, ¡cualquiera puede alzarse ganador!

Captura la bandera

En Challengers vamos a ir enfrentándonos a todos los jugadores de la mesa ronda tras ronda. Nuestro objetivo es ganar para ser el que más número de hinchas (PV) tenga, al final los dos jugadores con mayor número de hinchas se enfrentarán en la gran final y el que gane se alzará victorioso.

El juego consta de:

  • Las cartas, las iniciales y las adicionales, que podremos ir adquiriendo a lo largo de la partida para mejorar nuestro mazo.
  • Los tapetes, cuatro en total, donde nos enfrentaremos a nuestros contrincantes.
  • Las banderas y los hinchas.

¿Quién va a conseguir más hinchas?

En total vamos a jugar 7 rondas, que se dividen en dos fases:

Planificación

Lo primero que haremos será mirar nuestra carta de diagrama de torneo. Se trata de una carta que nos indica en qué parque vamos a jugar y nos sentamos frente al tapete indicado. Después podemos mejorar nuestro mazo.

Todos los jugadores comenzamos con un mazo de cartas iniciales, pero se pueden mejorar en la fase de planificación. La carta de diagrama de torneo no solo nos indica en qué tapete jugamos, sino que también nos dice qué cartas robamos y de esas cuántas podemos quedarnos. Una vez hecho, también podremos descartarnos las cartas que no queramos, con lo que nuestro mazo va creciendo y decreciendo según queramos jugar.

Combate

¡Ya tenemos el mazo! Así que es hora de enfrentarnos al contrincante que tenemos delante y aquí es donde entra en juego el azar:

Barajamos el mazo y lo colocamos bocabajo, no podemos mirarlo ni alterar el orden de las cartas a no ser que algún efecto lo indique.

El jugador inicial revela la primera carta del mazo y la coloca en el tapete, se hace con la bandera (ahora debe defenderla) y su contrincante debe arrebatársela (es decir, ataca). Para hacerlo tiene que sacar una carta con el mismo valor o superior que el que muestra la carta enemiga. Y repetiremos esto hasta que se desencadene el final de la pelea y uno se quede con la bandera.

Pongamos que tengo un 4 y mi contrincante saca un 2, no me alcanza, así que debe seguir atacando y sacando cartas hasta que llegue a 4 o lo supere. En ese caso él se hace con la bandera y mi 4 se va al banquillo.

Mi contrincante ha sacado: 2 – 1 – 1. Ha llegado a 4, pero su última carta, la que queda visible, es un 1, por lo que yo tengo que igualar o superar su 1.

En mi siguiente turno yo saco un 2, con lo que recupero la bandera fácilmente. Y el tiene 3 cartas que van al banquillo.

En total tenemos 6 asientos en el banquillo y cada carta distinta ocupa un asiento. Si tengo 2 cartas iguales ocupan un mismo asiento.

¿Cómo ganamos? De dos formas.

Mi adversario no consigue alcanzar el número que yo he sacado (se le agota el mazo) o al colocar una carta en el banquillo no le caben más.

Repetiremos estas dos fases hasta que hayan concluido las 7 rondas. Entonces los dos jugadores con más hinchas (PV) competirán entre sí para ver quién es el ganador.

Un equipo de lo más varipinto

Challengers es un juego de lo más loco, ronda a ronda iremos mejorando nuestro mazo con cartas muy diversas, desde patitos hasta perros, príncipes, villanos, autobuses… hay prácticamente de todo y algunas de ellas tienen habilidades para vaciarnos el banquillo, ordenarnos las cartas, darle más valor a una carta con un número bajo, etc.

La gracia del juego es esta misma diversidad. Nos permite construirnos un mazo como queramos, pero después el azar decidirá en qué orden vamos a sacar las cartas, con lo que el nivel entre los jugadores se ve igualado, sin que aquellos que dominen demasiado los juegos de cartas sobre salgan mucho. No debemos olvidar que se trata de un juego party y aquí las risas están aseguradas.

Tengo que admitir que al principio temía que ese azar lo hiciera un poco aburrido o que mi elección de cartas no fuera importante. Pero fue una opinión que se desvaneció en la segunda ronda y que para el final de la partida estaba olvidada, ¡después de jugar a Challengers quieres hacerlo una segunda vez!

¿A cuántos jugadores se puede jugar?

Cuantos más jugadores haya, diferentes contrincantes tendremos, si somos 8 no repetiremos contrincante ni una vez, en cambio a cuatro jugadores nos iremos turnando entre todos. ¿Las diferencias? A 8 no sabes qué tiene tu contrincante en el mazo, no sabes a qué te enfrentas. A cuatro más o menos puedes recordar si Pepito jugaba con muchas o pocas cartas, eso si es que no ha cambiado su mazo de una ronda a otra. En el caso de que seáis un número impar de jugadores se añade el robot y el juego cuenta también con un modo de 2 jugadores y otro solitario.

Me ha parecido un juego muy entretenido, ideal para jugar con grupos grandes o con 4 jugadores cuando queremos algo divertido, sin entre turnos largos y sin normas tediosas. ¡Challangers es muy sencillo!

¿Lo habéis jugado? ¡Contadnos en redes qué os parece!

— Raquel [Ludoadicta de la Costa]

...

El Bucle

Ver producto
...

Challengers

Ver producto
...

¡Desmaius!

Ver producto

Etiquetas: ,
Categorizado en: