Cómo crear una campaña de Dungeons & Dragons

Publicado el 28 diciembre, 2023

…y no morir en el intento

Una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en los juegos de rol es jugar una campaña bien construida. Los one-shot, formato para el que tenéis diversas partidas disponibles en el blog, están realmente bien, pero no ofrecen el potencial narrativo y de inmersión que podemos encontrar en las campañas. Sin embargo, resulta mucho más complicado organizar una campaña, eso es innegable. ¡Son muchísimas las variables a tener en cuenta! Así que, con intención de poneros las cosas un poquito más fácil, hoy vamos a ofreceros algunos consejos básicos para que podáis crear una campaña de Dungeons & Dragons… sin morir en el intento.

El mundo

Si queremos crear una campaña, lo primero que hemos de decidir es en qué mundo queremos ambientarla. Esto supone tomar muchas decisiones, empezando por si utilizaremos el mundo genérico de D&D, uno más específico (como el de la Dragonlance o el de Reinos Olvidados) o uno de creación propia. Evidentemente esta última opción siempre será la más compleja, pues va a requerir que desarrollemos el mundo en cuestión antes de trabajar en la campaña. ¡Pero esto puede ser una experiencia muy divertida! Y, en cualquier caso, el MANUAL DE MONSTRUOS DEL MULTIVERSO de D&D nos ofrece una enorme variedad de criaturas con las que poblar nuestro mundo, por lo que el trabajo se reduce bastante.

Sea como sea, lo recomendable es escoger una región limitada del mundo en el que vaya a tener lugar la campaña, y centrarse en ella para su desarrollo. ¡Harán falta mapas! Los propios libros de D&D ofrecen una buena cantidad, y, en caso de que decidas crear tu propio mundo, siempre puedes utilizar alguno de esos mapas y simplemente modificarlo para dar forma a ese nuevo mundo.

La trama

Toda campaña necesita una buena historia de fondo. Hará falta crear un conflicto, un trasfondo para dicho conflicto y unas consecuencias que ya han salpicado al mundo en el que se desarrolla la campaña. Ese es un buen punto para introducir a los personajes jugadores, quienes tendrán que ingeniárselas para resolver dicho conflicto. Tendremos que crear poblaciones y personajes no jugadores, cosa para la que ofrecen diversas herramientas los libros MANUAL DEL MÁSTER y LA GUÍA DEL AVENTURERO DE LA COSTA DE LA ESPADA, por mencionar dos. ¡Aunque lo cierto es que la mayoría de suplementos ofrece interesante material que puedes utilizar para crear tu campaña!

Los villanos

Toda buena historia necesita un buen villano, y eso no es menos cierto a la hora de desarrollar una campaña de Dungeons & Dragons. Mi consejo para crearlos es que utilicemos como plantilla alguna criatura de los manuales de monstruos y la modifiquemos según las necesidades que tengamos. No hace falta complicarse mucho la vida para crear los perfiles de nuestros villanos, ¡lo que es realmente importante de dotarlos de personalidad propia, de nombre y de una historia!

No es lo mismo que los personajes deban derrotar a un caudillo goblin que dirige una banda de bandidos goblins en los alrededores de una ciudad sin nombre que enfrentarse Jalapeño el Terrible, un goblin cruel y astuto que se ha convertido en el señor del Bosque de las Setas, un bosque poblado por setas gigantes en lugar de árboles, lugar desde el que, al frente de su banda, llamada Los Setáceos, aterroriza a los poblados de la región, robando sus bienes y ganado. ¡Crear a tus villanos puede ser francamente divertido!

La partida

Una vez que tengamos definido el mundo, la trama y los villanos, es hora de crear la campaña. Mi consejo para esto es que le demos forma a través de varios capítulos o actos, cada uno de los cuales podrá tener una duración de entre una y tres sesiones, o incluso más, ¡dependiendo de cómo de larga queramos que sea la campaña! Los diferentes actos permitirán a los personajes avanzar en la historia que ofrece la campaña, y en ellos podremos enfrentarlos a subalternos de nuestro villano principal, o incluso con otras amenazas indirectamente relacionadas con la historia.

Es importante que siempre dejemos algo de tiempo entre actos para que los personajes puedan desarrollarse como tal, para que compren equipo, aprendan habilidades, interactúen entre ellos, etcétera. Además, podemos aprovechar esos descansos para subir de nivel a los personajes. ¡De esta forma estarán de nuevo preparados cuando sea el momento de comenzar el siguiente acto de la campaña!

En cualquier caso, siempre podréis encontrar un montón de campañas pregeneradas. ¡En este mismo artículo os enlazamos algunas de ellas, disponibles para Dungeons and Dragons en cajas de inicio o en suplementos! A fin de cuentas, lo importante es que los dados sigan girando.

Kit esencial de D&D (incluye campaña)
Caja de inicio de D&D (incluye campaña)

Además, no olvidéis que tenemos un amplio catálogo 3D repleto de miniaturas que podéis usar en vuestras partidas.

Nos vemos en el próximo artículo. ¡Muchos 20s para todos!

Joaquín «Kyo» Sanjuán [Heraldo de Grímnir, www.grimnir.es]

...

D&D: Caja de Inicio: Los dragones de la Isla de los Naufragios

Ver producto
...

Dungeons & Dragons Manual Del Jugador Edición Española

Ver producto
...

D&D: Manual del Master

Ver producto

Etiquetas:
Categorizado en: