Cómo jugar con y contra Sylvaneth

Publicado el 3 noviembre, 2022

Una cosa que me gusta particularmente de Warhammer Age of Sigmar es que cada ejército tiene una personalidad muy marcada, lo que se traduce en un tipo de juego muy concreto.

Es cierto que las subfacciones te permiten variar ese estilo, y es cierto que en todos los wargames cada facción tiene su propia personalidad. Pero la peculiaridad de AoS, desde mi punto de vista, es que la variedad que aportan las subfacciones no afectan a la personalidad básica del ejército (como sí puede pasar en 40k, por ejemplo) y que el tipo de juego o personalidad es mucho más extrema.

Así, podemos encontrar ejércitos que se basan totalmente en disparo y otros que ni siquiera tienen (o tienen pero es anecdótico, como los Nighthaunts).

Sylvaneth es un ejército que pega muy bien y tiene buena magia. En principio podría parecer que esto aporta una gran variedad táctica, pero tiene un inconveniente que marca toda su estrategia: tienen malas salvaciones.

Es por esto que la facción más ecologista del juego no puede permitirse aguantar, como, por ejemplo, harían los Stormcast, o cargar tan rápido como sea posible, como podrían hacer los fantasmicos. Es un ejército que necesita movimientos calculados y huidas precisas, lo que lo convierte en una facción que tal vez no sea la idónea para jugadores principiantes o que busquen un estilo de juego sencillo.

El ejército es, como decíamos antes, bastante técnico, y pese a lo mencionado anteriormente, dentro de su marcada personalidad permite bastante dinamismo.

Subfacciones

Las tres más jugadas son Heartwood, Gnarlroot y Harvestwood.

  • La primera te permite elegir tres unidades del rival para que tengas un +1 a impactarles. Vale para ataques en combate y a disparo.
  • La segunda te convierte en línea a los aparecidos buscadores y a los lanceros en dracofatas. Reforzar estas unidades es muy potente, y además tienen un movimiento prepartida de 12”.
  • Para los más aficionados a la magia, también es una opción Gnarlroot. Esta subfacción te permite lanzar un hechizo con 3D6 y que selecciones los dos que prefieras si estás a 9 “ de un elemento de escenografía tupido (que los eliges tú) o de un bosque.

Estaciones de guerra

Aparte de las subfacciones, también puedes elegir una estación de guerra, que es otra capa de reglas más.

Las opciones son una salvaguarda de 6, repetir la tirada de un lanzamiento o dispersión de hechizo, +3 pulgadas para teleportarte o para el movimiento después de pegar o, por último, reducir en 3 pulgadas la distancia para las habilidades relacionadas con el terreno, pero, a cambio, los 6 para impactar a 6 pulgadas de estos elementos de terreno explotan se convierten en dos impactos.

El terreno para Sylvaneth

Al principio de la batalla puedes elegir tres elementos de terreno como tupidos y, además, colocar un bosque. Estos cuatro elementos de terreno son muy importantes para los sylvaneth, ya que a 3” de ellos las unidades se curan y obtienen ventajas.

Una vez por turno, puedes teleportar a una unidad a uno de estos elementos de terreno.

Una de las reglas más importantes del libro, si no la que más, es que, también cerca de estos elementos de terreno, las unidades pueden pegar y después mover, por lo que los rivales no podrán responderte. Utilizar bien esta regla te puede dar la victoria.

Es, a la vez, una debilidad, porque un rival experimentado te bloqueará esos elementos de terreno (si los ocupa un rival, no te reportan beneficios).

Los héroes

  • Alarielle es una miniatura excepcional. Aparte de sus muchas virtudes, entre las que destacan su magia y su movilidad, es capaz de convertir todos los elementos de terreno en tupidos, por lo que todos contarían para las habilidades del ejército. Por si esto fuera poco, resucita. Como pasa con todas las llamadas centre pieces, el debate está si compensan sus casi mil puntos, independientemente de que los valga o no, por todo a lo que te hace renunciar.
  • El Warsong Revenant tiene un hechizo muy potente. Tiras tantos dados como el resultado de la tirada de lanzamiento por cada unidad enemiga a 9 pulgadas. Con cada 5+, la unidad por la que estés tirando se lleva una herida mortal. Además, es posible mejorar el rango de alcance del hechizo. Una auténtica bomba.
  • El Arch-revenant da +1 herir a los Kurnoth, y esta habilidad ya hace que valga la pena. Además, puede dar una habilidad de mando de +1 ataque a una unidad.

Unidades

La unidad de línea estrella del ejército son los tree-revenants. Con su teletransporte, se convierten en una unidad que te ayuda a capturar objetivos fácilmente. En un ejército de élite con pocas minis, es una función muy importante.

Los conocidos como grillos, es decir, los aparecidos buscadores y los lanceros en dracofatas, son dos unidades excelentes. Los lanceros mueven un poco más, 14, y atacan primero siempre que carguen. Lo bueno de estas unidades es que, si no eliminas una mini entera, esta se cura. Por lo tanto, hay que matarlas completamente.

Los kurnoth son la unidad de pegada por excelencia de este ejército. Salvan al 3+, 5 heridas cada uno y con una potencia ofensiva envidiable, con daño 3 de base que puedes bufar con diferentes dinámicas como magia y habilidades de los héroes.

Jugar contra Sylvaneth

Ya hemos visto las bondades del ejército: tiene mucha movilidad, mucho teletransporte y la posibilidad de hacer ataques muy fuertes y evitar que le peguen, además de disfrutar de una magia considerablemente buena. Pero ¿qué problemas tiene Sylvaneth? ¿Cuáles son sus debilidades?

La magia, aunque sea uno de sus fuertes, puede también ser una trampa para este ejército. Muchos de sus combos más efectivos dependen de lanzar correctamente los hechizos que lleva. Si el ejército rival tiene buena mano dispersando, o sabe en qué momento hacerlo, puede truncar tu estrategia.

No es un ejército especialmente bueno puntuando, ya que al ser muy de élite, con tropas poco numerosas, fuertes y caras, los ejércitos que tienen un buen equilibrio entre potencia y cantidad o, directamente, los ejércitos de horda, pueden ponérselo muy complicado.

Conclusión

Sylvaneth no es un ejército fácil de jugar, requiere mucha estrategia y dominar bien todos los warscroll, habilidades y hechizos para poder sacarle el máximo partido. Eso sí, cuando consigues cogerle el truco, puedes ser verdaderamente desesperante para tu rival ver que sus unidades van desapareciendo por ataques fulminantes de seres que salen de la maleza tan rápido como se van.

Una habilidad muy trasfondística que hace las delicias de los jugadores expertos.

—  Ber [El caballero necrón]

...

Start Collecting! Sylvaneth

Ver producto
...

Tomo De Batalla: Sylvaneth (Castellano)

Ver producto
...

Age Of Sigmar: Sylvaneth Dice

Ver producto

Etiquetas: , ,
Categorizado en: