El color Naranja

Publicado el 18 enero, 2024

El color naranja

Y otro artículo más directamente relacionado con la teoría del color, con los que focalizamos color por color, para que no tengáis problemas a la hora de crear y mezclar colores.

El color naranja todos tenemos claro que color es, o que tonalidad es. Por ejemplo, el de las naranjas de Valencia, el del boli Bic naranja, el mono de vuelo de los pilotos rebeldes de los X-Wing… O para los más iniciados, el color del pelo de los enanos pelirojos Bersekers y como no, Gotrek entre ellos.

Pero el color naranja va mucho más allá. Actualmente es un color utilizado para avisar del peligro en las señales visuales o incluso es empleado en salvavidas o elementos que sean distinguidos a gran distancia para su rescate y debidamente por eso, por su intensidad cromática. Pero, en cambio, en la pintura es un color discreto, silencioso, que prácticamente está en todas partes, pero no es excesivamente identificable. Por lo que es un color muy útil que siempre hay que tener en cuenta. No para usarlo excesiva y abundantemente, pero si en su justa medida. Que este ahí, pero que no se note y ahí está su gracia, en su sutileza.

El color naranja es el segundo color secundario del que hablaremos después del artículo que hicimos sobre el verde. Según el círculo cromático, se forma a partir de los colores primarios amarillo y rojo, algo que a estas alturas con todos los artículos que llevamos hechos sobre el círculo cromático y la teoría del color no debería sorprenderos.

Lo que sí debería sorprenderos es que normalmente el color complementario oscurece a su complementario, pero eso no es cierto. Lo que realmente pasa es que el color complementario al mezclarlo con su complementario quita pureza. Que oscurezca el color es un efecto secundario. En este caso, el azul, que es el complementario del naranja desatura, quita pureza muy claramente en lugar de oscurecer como hace el violeta al amarillo o el verde al rojo, dando pie a la confusión oscurecer/desaturar.

Como característica fundamental, tiene una marcada tendencia cálida, debido a que el rojo es un color dominante sobre el amarillo. Esa característica es la que aprovecharemos. Ni es tan intenso, potente y abrumador como el rojo puro, ni tan claro ni débil respecto a otros colores como lo es el amarillo.

Para que os hagáis una idea, retomando la discreción y la sutileza de este color, os daremos algunos ejemplos para que os explote la cabeza con lo que os explicaremos.

El naranja está presente en todos los marrones, es decir, que el color naranja es el punto de partida de todos los marrones. Para conseguir el color marrón, se deben mezclar los colores primarios, y según su cantidad, se obtendrán diferentes tonos de marrón.

Por ejemplo, empezamos mezclando rojo y amarillo, obtendremos un bonito naranja. Si le añadimos un poco de su color complementario, que es el azul, ya tendremos un marrón denominado sombra natural. Es lo que podéis ver en el primer gráfico. Si a esta fórmula le cambiamos las cantidades proporcionales de amarillo o rojo (es decir, si cambiamos el tono de naranja inicial) obtendremos muchos tonos amarronados como son los ocre en segundo término o los siena tostada o rojizos que podéis ver en última posición.

También el color naranja es el punto de partida del color carne. Seguramente me debo dejar algún que otro ejemplo más, pero con los que os he comentado, no me diréis que no está presente en casi todo lo que pintáis y sin daros cuenta tenéis las manos manchadas de naranja.

Como ejemplo os pongo una figura que está pintada únicamente con en naranjas. Multitud de tonos naranjas, marrones, ocres, carnes y todos con un denominador común, el naranja. Ah, y para que veáis lo sutil e inteligente que ha sido el pintor que: a los tonos grises los ha dotado de una ligera entonación en azul. Precisamente el color complementario del naranja. Todo una obra de arte.

Y como hemos hecho en los anteriores artículos, en este no será menos, analizaremos cómo se comporta el naranja o tonos de naranja con otros colores. ¡¡Luego no digáis que no os salen las mezclas, si os las damos hechas!!

Cómo aclarar el naranja

Seguro que la respuesta la sabéis la mayoría de vosotros. Y sí, tenéis razón, se hace con amarillo, ya que es uno de los colores que lo forman. Amarillo y cualquier tono de amarillo que usemos. Ya sea un amarillo limón, amarillo primario, hasta incluso colores que lleven amarillo como ocres o el color carne, pueden ser útiles para aclararlo.

Amarillo. Es básico que, si un color se compone de un color oscuro, rojo y un color claro, amarillo y ampliamos la cantidad del más claro, en definitiva, aclaremos el color. Tan simple, lógico y correcto como eso.

Blanco. Este color siempre deberemos usarlo después de aclarar con amarillo, ya que, si trabajamos directamente naranja y blanco, el resultado será un color pastel, pálido y carente de información cromática, aunque si es el color que queréis, no hay problema.

Carne. No es una opción muy usada, pero si muy lógica y practica si tenemos un color carne que en su composición no tenga mucho blanco, ya que si no tendremos tonos pálidos demasiado rápido.

Cómo oscurecer el naranja

En este punto tenemos un abanico más amplio, ya que como al contrario del amarillo el otro color que lo compone, el rojo, nos sirve para oscurecerlo. Pero, ojo, añadir rojo no es oscurecerlo, sino que es variarle la entonación. Gramaticalmente para oscurecerlo usaremos azul, que es su color complementario. Degradará el color naranja sin virar hacia ningún otro color, el color resultante, sea cual sea, será siempre naranja.

Rojo. Como decíamos, el rojo o tonos de rojo no oscurecen el naranja, sino que poco a poco lo irá transformando en otro color. El rojo puede ser valido y totalmente correcto usarlo si es lo que se busca, pero cromática y académicamente el rojo no oscurece el naranja, sino que le modifica su tendencia.
Si usamos un rojo más oscuro, evidentemente la gradación será más similar al negro, pero infinitamente mejor, que usar negro puro.

Marrón. El marrón o cualquier tono de marrón es un color comodín. El marrón se compone de amarillo, rojo y azul, por lo que, si al rojo y amarillo le añadimos azul, prácticamente es lo mismo, pero utilizando un atajo para conseguir lo que buscamos. Quizá no es la mejor opción para buscar un fuerte contraste, pero dependiendo de la tonalidad y oscuridad del marrón, obtendremos unas buenas sombras muy suaves y graduales.

Azul. Como color complementario es el color ideal para contrarrestar intensidad y pureza al naranja. El resultado será un tono marrón más o menos claro según la tonalidad oscura del azul que usemos. Es lo que hay que usar, obteniendo una gradación mucho más amplia de un color a otro que con cualquier otra opción ya que la desaturación empieza muy rápido en cuanto se juntan estos dos colores.

Negro. Como hemos dicho en todos los artículos anteriores, al negro lo único que hace es quitarle propiedades al color, no oscurecerlo sino apagarlo. Si que es verdad que lo oscurece, pero perdiendo tonalidad, obteniendo tonos ligeramente grisáceos. Si recordamos el artículo que hicimos sobre el color amarillo, el negro no se lleva muy bien con el amarillo, por lo que el resultado siempre será algo turbio, ya que el naranja algo de amarillo lleva.

Violeta. El violeta o púrpura (más rojo que azul) viene a ser otro comodín como el naranja. Contiene uno de sus colores (rojo) y también contiene su complementario (azul), por lo que el resultado nunca será malo. Quizá no sea el tono que busquéis, pero lo desaturará muy suavemente y lo oscurecerá de maravilla. Siempre y cuando tengamos un violeta de tono más subido de rojo lo que sería un purpura, o de azul que sería el índigo.

Y con todo esto, ya tenemos una guía muy completita para orientaros bien a la hora de trabajar con un color que a la que te acostumbras a tenerlo en la paleta. Te saca de más de un apuro, probadlo y nos contáis.

—  Carlos [GuyBrush]

...

Game Color Set: Naranja 4X18Ml.

Ver producto
...

Game Color Set: Cuero 4X18Ml.

Ver producto
...

Light Orange 17ml

Ver producto

Etiquetas:
Categorizado en: