Informe de Batalla: Tiránidos vs Ángeles Sangrientos

Publicado el 30 abril, 2022

Una extraña señal en el planeta forestal Pinus Alpinus IV alertó a los Ángeles Sangrientos que patrullaban por el sector. Al acercarse a la órbita, detectaron ruinas necronas entre la foresta, por lo que decidieron bajar a investigar y arrasar con ellas. Lo que no se esperaban era encontrar a una flota tiránida, un enjambre escindido de la vieja Behemoth. Como buenos ángeles de la muerte, acabarían con esta creciente amenaza para el Imperio de la Humanidad.

Apenas pasaron 24 horas desde que tuve el nuevo códex de Tiránidos en las manos y ya tenía que probarlo. Tenía ganas de probar todas las unidades posibles, al menos las que tengo pintadas, y ver qué tal han mejorado respecto al libro anterior. Y nada mejor que un oponente tan contundente como Toni y sus Ángeles Sangrientos. ¿Quién crees que se llevará la victoria?

Misión y prepartida

Ni yo tenía clara la estrategia ni mi rival sabía del nuevo potencial de los tiránidos, así que la idea era jugar una partida a estamparse. Esto nos ayudaría a familiarizarnos con las nuevas reglas, perfiles y habilidades de las criaturas que conformaban mi enjambre. Vamos, que no esperéis jugadas magistrales o listas afiladas.

La misión que decidimos hacer fue la Derribad sus Iconos, de Zona de Guerra Nachmund: Gran Torneo. Y en lo que respecta a misiones secundarias, las elecciones de Toni fueron Dominación, Alzar bien los estandartes y Juramentos del momento, del codex de Marines Espaciales.

En mi casó opté por elegir también Dominación, sumado a El Ritual y Banquete Craneal, una de las nuevas misiones secundarias del libro de ejército tiránidos. Esta última me permitiría recuperar puntos de mando si mataba personajes o campeones de unidad, además de conseguir puntos de victoria al final de la batalla si cumplía ciertos requisitos.

Listas y despliegue de ejércitos

Mi lista es una mezcla entre criaturas monstruosas tiránidas, como los carnifexes y el tirano de enjambre, con algo de enjambre en forma de termagante. También añadí unidades de apoyo, como son los Zoántropos y los Biovoros, a ver qué tal se comportaban. Además, como venía jugando Culto Genestealer, me apetecía probar a estas tropas de vanguardia junto al Líder de Progenie. La flota enjambre Behemoth me parecía la más interesante.

La lista de Ángeles Sangrientos de Toni era bastante pegona, aunque también utilizaba unidades poco usuales. A los Veteranos de Vanguardia en retropropulsores y Guardias Sanguinarias se le unían Infiltradores e Incursores Outriders. Todos ellos liderados por el Comandante Dante en una magnífica conversión de su miniatura.

El ejército de Ángeles Sangrientos, gracias a su gran movilidad, desplegó detrás de las ruinas necronas. A cubierto de los disparos tiránidos, esperaría a ver cuál era mi táctica. Los infiltradores cogieron posiciones avanzadas para evitar que los Genestealers tuvieran ventaja.

Por otro lado, ni pensé un segundo en cómo desplegar mi ejército de tiránidos: todo para adelante. Apantallé los monstruos con termagantes y calculé bien las distancias para aprovechar la regla de Enlace Sináptico. Los genestealers los puse tan cerca como pude de la zona de despliegue del oponente. Era una jugada arriesgada si comenzaba Toni, pero también era un cebo perfecto para atraer a sus ángeles de la muerte.

Al comenzar la partida elegí una hiperadaptación, que en este caso fue sustituir la repetición de las cargas que me concede la flota enjambre Behemoth por tener Asegurar Objetivo en mis monstruos. 

Ronda de batalla 1

No es novedad que no comience ninguna partida, ya lo tengo asumido. Pero ni con el nuevo libro de tiránidos cambia la dinámica. Así que nada, los Ángeles Sangrientos encendieron sus retropropulsores y se pusieron en marcha.

Teniendo tan expuestos los Genestealers, se acercaron a ellos para dispararles con fuego ligero antes de cargarlos. La unidad más cercana al centro de la mesa fue aniquilada a disparos, a pesar de que utilicé el Imperativo Sináptico del líder de progenie. Este me daba cobertura ligera, pero no fue suficiente ante los múltiples tiros de la Guardia Sanguinaria e Infiltradores..

La otra unidad de Genestealers aguantó bien los tiros de los Incursores Outriders, pero la carga de los Veteranos de Vanguardia con cuchillas relámpago acabó con ellos. Por suerte, Behemoth tiene una estratagema muy interesante: por 2 puntos de mando me permitía combatir con miniaturas de infantería eliminadas. Así que las garras aceradas de los Genestealers también causaron daño a los Ángeles Sangrientos.

En mi primer turno avancé con casi todo. El asesino aullante corría que se las pelaba, quedando a una interesante distancia de carga de los Veteranos de Vanguardia. El Líder de Progenie, único sobreviviente de mi avanzadilla, se lanzó al centro del campo de batalla para realizar la acción psíquica de El Ritual.

Los cañones venenosos pesados del tirano de enjambre  y carnifexes abrieron fuego contra la Guardia Sanguinaria, pero la nueva regla de la armadura del desprecio mitigó bastante las bajas. Los biovoros, en vez de disparar, usaron su acción para plantar una barrera de minas espora en el objetivo central, mientras que los Zoántropos descargaban un potente castigo a los Veteranos de Vanguardia.

Llegada la fase de combate, el Asesino Aullante hizo honor a su nombre. Gracias al enlace sináptico y tener la palabra clave Básica, se beneficiaba de repeticiones para impactar y herir. Los veteranos en retrorreactores no tuvieron nada que hacer. Por otro lado, el Líder de Progenie cargó contra unos Infiltradores, aunque con una estratagema la Guardia Sanguinaria cercana hizo intervención heroica. Ya podéis deducir el resultado del encuentro.

Ronda de batalla 2

La cosa no comenzaba a pintar nada bien, la verdad. La movilidad de los Ángeles Sangrientos volvió a demostrar ser su mejor baza. La Guardia Sanguinaria, viendo el potencial de los Zoántropos, se lanzó a por ellos. Mientras que la otra unidad, acompañada del Ancestro Sanguinario, fue a por los Termagantes que protegían uno de los marcadores de objetivo.

Los Infiltradores del centro del campo de batalla se acercaron a las minas espora para hacerlas estallar, además de cargar a los Termagantes para hacer un tapón. Así los biomonstruos tiránidos no podrían pasar. Para mi fortuna, seguían siendo Ángeles Sangrientos, causando una importante escabechina.

Ambas unidades de Guardias Sanguinarias arrasaron con sus objetivos: Zoántropos y Termagantes. Puntuó muy bien en sus tres misiones secundarias, además de hacer 12 puntos del objetivo primario.

Durante mi turno 2, el de Tiránidos, seguí avanzando con el Tirano de Enjambre y su Guardia Tiránido hacia el centro, aunque me quedé a un pelo de poder hacer El Ritual. Ambas unidades acabaron con una de Infiltradores y dejaron tocada a la otra, quedándome el centro del campo de batalla gracias al Asegurar Objetivo del Tirano de Enjambre.

Los carnifexes se abrieron a los flancos para contrarrestar el avance de la Guardia Sanguinaria, disparándoles y luego cargándoles. Los biovoros demostraron ser una unidad muy peligrosa causando importantes heridas mortales. El solitario líctor apareció por la retaguardia para intentar arrebatar uno de los marcadores del oponente, pero la carga fracasó estrepitosamente (y ya me fue bien).

Mientras que el Asesino Aullante acababa con los Incursores Outriders, los otros carnifexes lidiaban con la Guardia Sanguinaria. La fuerza 8, sumado a sus numerosos ataques hicieron estragos. Las armas de la mejor unidad de Ángeles Sangrientos palidecían ante la reducción al daño de estos exotanques tiránidos, obligando a replantearse la estrategia al rival.

Ronda de batalla 3, 4 y 5

Las siguientes rondas fueron bastante similares, siendo la tercera la decisiva. Toni retiró a la Guardia Sanguinaria para fastidiarme un objetivo, mientras que el Comandante Dante y los Veteranos Guardahojas se estampaban contra la Guardia Tiránida. Estos últimos fueron aniquilados.

En turnos posteriores el Tirano de Enjambre acabó con Dante a cañonazos, para luego cargar contra los Veteranos Guardahojas. La reliquia de El Destripador de Obliterax demostró ser muy buena, causando múltiples mortales y con su daño 3. A pesar de ello, los Ángeles Sangrientos sobrevivieron. Con una carga combinada de personajes y el último guardia sanguinario de una unidad, lograron derribar al Tirano de Enjambre.

El cárnifex asesino aullante siguió correteando por la mesa hasta alcanzar el marcador de objetivo de la zona de despliegue del oponente. A pesar de que posteriormente intentaron acabar con él, quedó con una única herida. En su turno se retiró, manteniendo el objetivo gracias a tener la habilidad Asegurar objetivo.

El líctor se dedicó los siguientes turnos a plantar explosivos, la acción que daba puntos adicionales de la misión Derribad sus Iconos. Las otras unidades quedaron mermadas en general, capturando puntos sin arriesgarse ninguno de los dos a perderlas en algún combate tonto.

Fin de la partida

El resultado final fue de 60 (27 primarias, 23 secundarias y 10 pintura) puntos para los Ángeles Sangrientos y 80 (45 primarias, 25 secundarias y 10 pintura) puntos para los Tiránidos. Aunque Toni comenzó muy fuerte puntuando el objetivo primario y todas las secundarias, la presencia tiránida se impuso en los turnos posteriores, por lo que al final de la partida se decantó para el bando tiránido.

Ambas listas no eran las mejores, pero nos permitió ver de qué eran capaces los tiránidos. Sentí que todas las unidades eran útiles, destacando el Tirano de Enjambre y los carnifexes. Algo más familiarizado con la reglas, haber usado mejor el Imperativo Sináptico hubiera abultado más el resultado. Pero se compensa con la falta de conocimientos del nuevo codex por parte de Toni.

En definitiva, creo que los tiránidos tienen un libro de ejército muy sólido, capaz de ofrecer diferentes estilos de juego en función de las tropas que juegues. Los Ángeles Sangrientos pegaron duro, y la regla de la armadura del desprecio hizo que aguantaran muchísimo más. A pesar de ello, no fueron capaces de dominar el campo de batalla, no pudiendo controlar los marcadores de objetivos clave y realizando objetivos secundarios para ganar la partida.

Tomás [El Trasgo Escritor]

...

Codex: Tyranids (Castellano)

Ver producto
...

Datacards: Tyranids (Castellano)

Ver producto
...

Tyranids: Párasito De Mortrex (1)

Ver producto

Etiquetas: , , , ,
Categorizado en: