La gran obra de Mozart: Lacrimosa

Publicado el 17 diciembre, 2022

1-4 jugadores / 90 minutos / +1 años / Gerard Ascensi y Ferran Renalias/ Devir

En diciembre de 1971, Wolfang Amadeus Mozart escribe en su lecho de muerte los últimos compases del movimiento Lacrimosa del Réquiem de re menor. Su viuda, contacta con los mecenas de su esposo para que le ayuden a contratar a los mejores compositores para así poder terminar la gran obra.

En Lacrimosa, los jugadores interpretarán el papel de los mecenas del compositor y promoverán los trabajos de escritura para finalizar la obra de Mozart y procurar que sus relato resulte lo mas impresionante posible para a aparecer en las memorias escritas por la viuda como el mecenas más importante del músico.

Así se nos presenta esta gran apuesta de invierno de Devir, un juego que sorprenderá a mas de uno por su estética y temática tan diferente y sus mecánicas de juego tan dinámicas.

¿Cómo se juega?

Una partida de Lacrimosa se juega a lo largo de 5 rondas, cada una de estas rondas se divide en una fase principal, en la que los jugadores se turnan para realizar sus acciones y una fase de mantenimiento, en la que se prepara la partida para una ronda nueva y se obtienen algunos beneficios. Pero vamos a ver cada una de estas fases un poco mas en detalle.

FASE PRINCIPAL

Al principio de esta fase, los jugadores deberán de robar cartas de su mazo hasta tener 4 en la mano. Ahora los jugadores realizarán turnos alternos hasta que cada uno de ellos haya realizado 4 acciones, momento en el cual se pasará a la fase de mantenimiento. Pero ¿qué acciones puede hacer un jugador en su turno?

Bien, en el turno del jugador lo primero que deberá hacer es colocar dos de sus cartas de la mano en su tablero personal, una de ellas la colocará en la parte superior (tapando la mitad inferior de la carta) y la otra en la parte inferior (tapando la mitad superior). Algo que me gustaría recalcar aquí es que los tableros vienen preparados de tal manera que puedes «insertar» las cartas dentro del tablero para que solo se muestre la parte importante de estas.

Tablero personal del jugador Marrón con dos cartas de acción colocadas

A continuación, el jugador realizará la acción o acciones que se encuentre el la parte superior. En la parte inferior estarán los beneficios que obtendrá en la fase de mantenimiento. En Lacrimosa las cartas pueden presentar 5 tipos de acciones diferentes en forma de iconos:

  • Documentar recuerdos. Esta acción permite al jugador comprar una de las cartas de memoria que se encuentra en la fila del tablero central. Las cartas de memoria son aquellas que son iguales a las que usamos para colocar en nuestro tablero, es decir, tienen unos iconos de acción en la parte superior y unos beneficios en la inferior, solo que estas cartas son mejores que aquellas con las que empezamos a jugar. Una vez pagado el coste de la carta, lo que hacemos es llevarla a nuestro tablero personal y sustituirla por la que habíamos colocado en la parte de abajo, la antigua la devolvemos a la caja. Como veis, esta es la manera que tenemos de ir mejorando nuestras cartas para que nuestras acciones y beneficios vayan mejorando.
  • Encargar composición. Esta acción es similar a la anterior, solo que esta nos permite comprar una carta del tablero central de obra. A diferencia de las cartas de memoria, esta la llevaremos a nuestra zona de juego, a un lado del tablero personal, allí podemos ir acumulando la cantidad de obras que deseemos.
Tablero principal y ficha de viajes de Mozart
  • Representar o vender una obra. En esta acción es donde le daremos uso a nuestras obras. Debemos elegir una de nuestras cartas de obra de nuestra zona de juego y decidir si la queremos representar o vender. Las cartas de obra presentas dos filas, la primera muestra el coste y el beneficio de representarla, en cuyo caso simplemente la giramos 90º para señalar que esta ronda ya la hemos representado, la segunda fila muestra el coste y el beneficio de vender la obra, en cuyo caso debemos descartarla devolviéndola a la caja.
  • Viajar. Con esta acción es por donde desplazaremos la figura de Mozart por toda Europa. Para ello, pagamos tantas monedas como coste tengan las rutas por las que pasemos y una vez en la localización, realizaremos la acción de la loseta que allí se encuentre. Hay dos tipos de losetas con las que nos podemos encontrar, las losetas de ciudades, que simplemente las descartaremos al obtener sus beneficios y las losetas de corte real, que son las que dejaremos cerca de nuestra zona de juego y son las que nos proporcionarán puntos al final de la partida si cumplimos sus requisitos.
  • Réquiem: Aquí lo que haremos será colocar una de nuestras fichas de nota musical en cualquier espacio de la zona réquiem del tablero principal, una vez colocada pagaremos el coste de la loseta de compositor perteneciente a la columna donde hayamos colocado nuestra ficha, estas nos podrán proporcionar beneficios automáticos o entre rondas. Además estas fichas de nota musical tendrán una función importante al final de la partida ya que proporcionarán puntos en cada columna del Réquiem.
Zona del Réquiem del tablero principal

FASE DE MANTENIEMENTO

Una vez todos los jugadores han realizado sus cuatro acciones, pasamos a la fase de mantenimiento. En este momento es donde todos los jugadores obtendrán el beneficio de las cartas colocadas en la parte inferior de su tablero personal, después deberán coger todas las cartas ahí presentes, sacándolas de sus ranuras y mezclarlas para obtener así un nuevo mazo de robo.

Un a vez finalizada la quinta fase de mantenimiento se procederá a la puntuación y se decidirá quien será el mas grande mecenas!

Coclusión

Tengo que seros sinceros y creo que a más de uno le habrá pasado como a mí: Lacrimosa es uno de esos juego que no me llamaba nada la atención. No por lo que había oído de él, que era bastante positivo, por cierto, si no porque su estética musical me tenía algo desconcertado y no sabía qué me iba a encontrar con un juego de mecánica eurogame ligado a esta temática.

Pues tengo que deciros al respecto que he quedado bastante sorprendido, ¡pero para bien! Tenía la sensación de que iba a encontrarme con uno de esos juegos que, pese a ser muy buenos, iban a estar cargados de capas y capas de reglas y componentes, donde tienes que rascar mucho para verle el potencial. Y, nada mas lejos de la realidad, Lacrimosa es un juego de mecánicas muy sencillas, enseguida estás dentro de su dinámica. Además, tiene una gran profundidad estratégica y una amplia variedad de opciones y vías por la que obtener puntos de victoria. Tiene una mecánica de gestión de mazo, pero es bastante sutil y creo que aquellas personas que no le suele gustar ese tipo de sistema, con este podrían quedar encantados.

En cuanto a la temática, en seguida que juegas te vas haciendo mucho a ella y le vas encontrando ese encanto que tienen en unión todos los componentes del juego.

Así que sin duda… ¡un gran acierto!

— Joaquín [Jota Lúdica]

Etiquetas: , ,
Categorizado en: