Modo cruzada en Warhammer 40 000: qué tal está y 5 ideas para jugar

Publicado el 3 octubre, 2023

El modo cruzada en Warhammer 40 000 es un estilo de juego que deja a un lado todo lo competitivo para mostrarte el lado más narrativo, cinemático y épico del wargame. Porque no sólo se trata de ganar la partida, sino de crear momentos tan heroicos que siempre los recordarás.

Ya sea porque te apetece probar algo diferente o simplemente estás aburrido del modo equilibrado de Warhammer 40 000, aquí tienes una pequeña introducción al modo cruzada. También algunas ideas para que tu grupo de amigos y tú os podáis montar ligas, campañas y partidas muy divertidas.

¿Qué es el modo cruzada en Warhammer 40 000?

El modo cruzada en Warhammer 40 000 es el formato de juego que le da más importancia a la narrativa que a la propia partida. Es decir, la idea detrás de ello no es simplemente ganar maximizando puntos, sino conseguir la victoria de una forma que impacta tanto en tu propio ejército como en las posteriores partidas.

En el modo cruzada se añade algunas capas de reglas adicionales al juego base y ofrece misiones específicas para este tipo de partidas. Además, todo está enfocado a que exista una continuidad entre una partida y otra, ya sea de forma narrativa como en la evolución de tus fuerzas cruzadas.

La primera regla a tener en cuenta en el modo cruzada es que las unidades pueden ganar experiencia. Al cumplir determinadas condiciones, como participar o sobrevivir a una batalla, sumarán puntos de experiencia. Al llegar a un número específico, ascenderán y ganarán mejoras llamadas honores de batalla. Pueden ser habilidades nuevas, mejoras de armamento y mucho más.

Ahora bien, ten cuidado porque las unidades también pueden sufrir cicatrices de batalla. Esto se traduce en la pérdida de las mejoras anteriores o de la obtención de penalizadores. De ti depende qué vas a preferir para tus queridísimas unidades.

Otra de las reglas que se sobrepone a las básicas son los puntos de requisición. Son puntos que se consiguen al jugar y sirven para aumentar el número en unidades, actualizar con nuevo armamento a unidades veteranas y conseguir reliquias únicas para tus héroes.

¿Bastante fácil, verdad? Todo ello le da un toque de personalización que no puede encontrarse en el modo equilibrado. Ello logra que veas a tu ejército progresar, adaptarse a la campaña y hasta inspirándote para conversionar tus miniaturas con sus victorias y derrotas.

Las reglas del modo cruzada en Warhammer 40 000

Games Workshop nos aporta las reglas del modo cruzada en el reglamento que viene en la caja Leviatán, que también se puede conseguir con el libro de Cruzada: Guerra Tiránida. Esta aporta las reglas básicas además de enfocar las misiones y otras reglas en el conflicto de la Cuarta Guerra Tiránida.

Con la salida de los códex, como el libro de ejército de Tiránidos, también recuperamos reglas específicas para cada uno de ellos. Esto les da aún más un toque personalizado a nuestros ejércitos de cruzada, como reglas, reliquias y demás.

¿Pero sabes lo mejor? Que el modo cruzada en Warhammer 40 000 te permite ser muy creativo tanto en narrativa como en reglas. Puedes inventarte misiones, reglas especiales y todo lo que te apetezca para que las partidas con tus amigos sean personalizadas y divertidas.

Director de juego, una figura ideal para el modo cruzada en Warhammer 40 000

Aunque en las partidas de Warhammer 40 000 no hace falta esta figura, el director de juego es una pieza fundamental para organizar, dirigir y arbitrar en el modo cruzada. Básicamente tiene que actuar como en una partida de rol, creando la cohesión y ayudando a que todo funcione correctamente durante el transcurso de la campaña.

El director de juego puede ser un jugador que no participe activamente en la cruzada. También puede participar, pero está claro que su rol cambiará en función de si es una campaña más enfocada a la narrativa con giros de guión o una con las reglas preestablecidas desde el principio.

En cualquier caso, el director de juego siempre puede jugar una facción neutral, interrumpiendo en algunas partidas de otros jugadores con una incursión drukhari o sorpresas demoníacas. Todo en función de la creatividad y los ejércitos que tengan disponibles, está claro que los jugadores no se esperan algunas cosillas.

5 ideas para disfrutar del modo cruzada en Warhammer 40 000

Porque existen diferentes formas de jugar en modo cruzada, desde algo más tradicional hasta más creativa o alternativa. Todo es ponerse de acuerdo con los jugadores y decidir qué formato se va a utilizar para jugar, además de adaptar algunas reglas si es necesario.

Campaña cruzada con árbol de misiones

Es el modo que se suele ofrecer el reglamento, se establece un árbol con diferentes misiones en función de si ha ganado o perdido un bando. Por ejemplo, si se está haciendo una campaña con una invasión planetaria, las misiones pueden ir variando en función de si los defensores han ido repeliendo a sus enemigos.

Es ideal para hacer campañas cortas, sin que las unidades tengan una gran progresión y que los jugadores puedan ir alternando entre diferentes facciones. Una magnífica opción si has jugado patrullas de combate y te apetece algo más narrativo que competitivo.

Campaña cruzada con mapa

Una opción que me gusta mucho, pero que también tiene algo más de complejidad. Utilizar un mapa sectorizado donde los jugadores deben mover sus ejércitos, conquistar territorios e incluso distribuir tropas. Puedes basarte en una ciudad, planeta, sistema solar o todo a la vez, creando una campaña a diferentes niveles.

En mi grupo de amigos realicé algunas campañas con este formato, pero sin ser en modo cruzada. Es difícil llegar a equilibrar el nivel de juego entre los diferentes jugadores si se hace una campaña de todos contra todos, por ejemplo. 

Campaña narrativa

Más pensada como una partida de rol que una campaña de Warhammer 40 000, la figura de un Game Master es necesaria para dirigir. Básicamente la planificaría como una campaña de los jugadores vs el mundo, es decir, que los “villanos” los use el director de juego. Este también desarrollaría la narrativa, las misiones y los diferentes sucesos que ocurran.

Es el formato que más me gusta, ya que como Game Master puedes ir equilibrando la partida si ves que está muy desajustada. Si eres creativo, puedes desarrollar tramas complejas como una cruzada imperial investigando una infiltración genestealer o desbaratando un despertar necrón.

Liga cruzada

Alejándonos un poco del apartado narrativo, también es posible utilizar las reglas del modo cruzada de Warhammer 40 000 en una liga. Básicamente hay que tener en cuenta que el ejército sólo puede ser modificado a través de requisiciones y las unidades ganan experiencia

En cierta manera, sería muy similar a una liga de Blood Bowl: tu equipo va mejorando (o no) a medida que juegas partidos. En este caso, vas a tener que cuidar a las unidades de tu ejército a medida que ganen experiencia, porque se convertirán en el centro de todos los disparos de tus oponentes.

Liga abierta cruzada

Para aquellos que no tienen tanto tiempo o pueden comprometerse tanto con una liga de jornadas. Es posible ir haciendo partidas sueltas y que vayan ganando experiencias las unidades, ampliando el ejército y otros detalles del modo cruzada. 

No hay tanta presión para jugar, salvo el problema de que unos jugadores jueguen más que otros y sus ejércitos están más experimentados. También puede pedir ayuda a otro jugador y hacer un dos contra uno, así como partidas multijugador.

— Tomás [El Trasgo Escritor]

...

Capellan Con Armadura Exterminador (1)

Ver producto
...

Escuadra De Exterminadores (5)

Ver producto
...

Escuadra De Desoladores (5)

Ver producto

Etiquetas: , ,
Categorizado en: ,