¡No te olvides de la peana!

Publicado el 16 junio, 2022

Todos hemos tenido alguna vez esa agradable sensación de acabar de pintar una mini en la que hemos invertido mucho tiempo y esfuerzo. Dejamos el pincel en la mesa, limpiamos la paleta y nos disponemos a admirar el fruto de nuestra dedicación. Nos imaginamos a nuestro héroe (o villano) en mil campos de batalla distintos: desiertos inhóspitos, pantanos putrefactos, verdes praderas, planetas alienígenas lejanos… Pero nunca lo imaginamos en medio de un vacío completamente negro, así que ¿por qué dejar la peana tal y como viene en la caja?

Preparar nuestra peana es el último paso para introducir al personaje de lleno en el escenario que hemos imaginado para él, y aunque un poco de tierra y un par de rocas y matorrales puede servir, hay infinidad de maneras de personalizarlas y hacer que nuestras miniaturas sean aún más únicas.

Peanas marinas

Así que, siguiendo con el esquema que ya os presenté, hoy os traigo una peana a juego que completará el look marítimo de nuestro necrón.

Como establecimos que estos seres habían emergido de tumbas submarinas vamos a inmortalizar el momento en el que tocan tierra haciendo una peana de playa. Para la capa base sólo necesitaremos aplicar un poco de Vallejo Earth Texture, en este caso el color “Arena desierto”. Una vez seca, esta pasta nos dará la textura de la arena, por lo que sólo faltará simular las olas que llegan a la playa.

Si habláramos de alta mar nos iría bien usar una pasta texturizada que simulase el agua, pero como en este caso sólo se trata de una fina capa de agua pintaremos directamente encima de la textura de arena, dando la sensación de que la ola desaparece en la playa. Para pintar este efecto diluiremos la tinta Game Ink azul de Vallejo en un poco de agua, y pintaremos un extremo de la peana. Después añadiremos un poco más de agua a la tinta para seguir rebajando su intensidad y pintaremos un poco más, de modo que la tinta cada vez sea más transparente y no cubra tanto la arena de debajo. De este modo damos sensación de profundidad y añadimos volumen a la peana.

Una vez hemos pintado hasta donde nos parezca adecuado, teniendo en cuenta que hay que ir de una mezcla que sea casi todo tinta a una que sea casi todo agua, veremos que el contraste entre el mar y la arena es demasiado fuerte, ya que se ve claramente hasta dónde llega el azul. Para suavizar la transición usaremos unas gotas de Agrax Earthshade de Citadel mezcladas con agua, de forma que tenga muy poca intensidad. Con esta mezcla pintaremos un poco más allá de hasta donde hayamos pintado con el azul. Esto nos dará un efecto de arena mojada, haciendo que parezca que las olas llegan y se retiran. Para dar el último toque al agua, diluiremos un poco de blanco y lo aplicaremos en la zona en que el azul empieza a mezclarse con el marrón de la arena mojada, simulando la espuma que se forma en el borde de las olas. Si queréis, también podéis dar una capa de barniz brillante al agua, para hacerla más realista y diferenciarla de la arena.

Con esto ya tenemos nuestra playa lista, pero si queremos darle un toque extra siempre podemos añadir decoraciones que sean adecuadas para la ambientación. Ya sean piezas hechas en 3d, bits sobrantes de kits antiguos o pequeñas esculturas de masilla, estos detalles dan más profundidad a la peana. En mi caso escogí caracolas, estrellas de mar y conchas, que ayudan enormemente con la ambientación marina.

Creando esta peana hemos conseguido darle a nuestro necrón hecho chatarra un nivel extra de inmersión, ya que ahora no sólo está dañado por el agua, sino que vemos el momento exacto en el que emerge de ella y podemos imaginar más fácilmente cuál es su historia.

Peanas alienígenas

Y para complementar la peana marina os voy a dar una alternativa que necesita muchos menos materiales y también es una opción genial para los necrones con esquemas más clásicos. Sólo necesitaremos el Earth Texture de Vallejo, un poco de pintura y unas matrices viejas.

No hace falta que seamos precisos, los cortes irregulares harán que parezcan formaciones naturales.

Vamos a simular la superficie de un planeta alienígena en el que crecen grandes cristales llenos de energía, y por tanto lo primero que tendremos que hacer será conseguir esos cristales. La mejor parte de estas peanas es que muy probablemente tengamos un montón de material listo para hacerlos, ya que sólo necesitaremos matrices de kits antiguos. Cortando las partes rectas de estas matrices conseguiremos varios cristales de la longitud que queramos, e incluso podemos hacerlos más grandes pegando dos trozos de matriz juntos.

Una vez tengamos listos los trozos de matriz lo único que hará falta es tallarlos. Es muy importante que este paso se haga con gran cuidado, ya que para tallar el plástico usaremos un cúter, con el que nos podemos cortar muy fácilmente si nos despistamos. Para evitar cortes innecesarios lo mejor es cortar un trozo de matriz más largo de lo que queremos, tallar la punta y después cortar el sobrante. De esta forma la cuchilla no estará tan cerca de nuestros dedos y evitamos derramar sangre en nombre de Khorne. También es una buena idea apoyar el cristal en la mesa en diagonal y tallarlo con movimientos de arriba hacia abajo, para que si se nos escapa la hoja nuestros dedos no estén en el camino.

Una vez estemos contentos con la forma de nuestros cristales pegaremos unos cuantos a la base, intentando no sobrecargar la peana y asegurándonos de que la miniatura cabe perfectamente, y imprimaremos todo en negro. Después, igual que con la peana anterior, la cubriremos con Earth Texture, pero en este caso cuando se haya secado vamos a darle una capa de pintura para darle un toque alienígena. Yo he escogido Púrpura Hechicero de Vallejo, pero valdrá con cualquiera que os parezca exótico y chillón. Una vez dada la primera capa, podemos mezclar el púrpura con un poco de blanco para hacerlo más claro y aplicarlo con pincel seco sobre la superficie, así conseguimos resaltar la textura.

Para acabar, tendremos que pintar los cristales. A los necrones les queda muy bien el verde chillón con brillo fantasmal, así que empezaremos por pintar los cristales con un verde de tono apagado pero no demasiado oscuro, como el Verde Goblin de Vallejo. Y encima de este color aplicaremos con pincel seco un tono mucho más claro y vivo, como Verde Fluo o Verde Bilis. El pincel seco destacará todas las aristas de los cristales y les dará un efecto de brillo muy chulo con muy poco esfuerzo. Como extra, podéis aplicar el mismo pincel seco en la tierra de alrededor de los cristales, para que parezca que la luz que emiten se refleja en el suelo.

¡Y eso ha sido todo por hoy! Recordad que ninguna miniatura está completa sin su correspondiente peana, y ya que la vais a hacer atreveros a ser creativos y poner en práctica todas las ideas que se os ocurran. Al fin y al cabo, no todas las batallas del milenio 41 se libran en campos yermos llenos de matorrales y piedrecitas.

—  Andreu [Paint&Play]

...

Inmortales / Omnicidas (5)

Ver producto
...

Necrons: Desolladores (5)

Ver producto
...

Arena Desierto 200ml

Ver producto

Etiquetas: , , ,
Categorizado en: