Reseña de Flamecraft, el juego de dragones que está triunfando estas fiestas

Publicado el 28 diciembre, 2022

1-5 jugadores / +10 años / 60 minutos / Manny Vega / Maldito Games

Casi dos semanas después de su lanzamiento podemos decir que Flamecraft es sin duda uno de los juegos estrella de estas Navidades. Y no es para menos, ya que lo tiene todo: es bonito estéticamente, es fácil de jugar y muy divertido.

¡Hoy en la Seta vamos a ver qué es lo que tiene este juego de dragones que a todos está encantando!

Los Dragones Artesanos son artífices creativos que exhalan llamas especializadas, gracias a ella pueden crear muchos productos o ayudar en los negocios. Son conocidos como Creallamas y todos los comerciantes quieren contar con uno de ellos.

Nosotros somos los Guardallamas, conversamos con los Creallamas, los asignamos a tiendas y les ayudamos a lanzar encantamientos para crear maravillas. ¿Podremos ser el mejor Guardallamas de toda la ciudad y hacernos con el título de Maestro de Llamas?

Los Guardallamas llegan a la ciudad

Estamos ante un juego de colocación de dragones (o dragón, porque solo colocamos uno) donde deberemos conseguir más puntos que nuestros oponentes para hacernos con la victoria. Jugaremos en sentido horario y visitaremos las tiendas que hay en la ciudad, decidiremos si queremos recolectar productos o lanzar encantamientos en la tienda. Una vez se agote el mazo de Artesanos o el de Encantamientos finaliza la partida.

Antes de ver cómo es un turno de Flamecraft vamos a conocer sus componentes:

  • Uno de los elementos principales son las tiendas, empezaremos con las iniciales en el tablero y conforme se vayan llenando sacaremos tiendas nuevas. Las tiendas tienen asociado un producto y una carta de dragón de ese producto, pero a lo largo de la partida iremos poniendo hasta 3 dragones.
  • Tenemos las cartas de dragón, divididas en iconos de producto, cada dragón tiene asociada una habilidad (representadas por un fuego).
  • Además hay dragones selectos que nos dan PV durante la partida o al final de ésta, si cumplimos el objetivo que nos propone.
  • Cartas de encantamientos, tendremos que pagar recursos para activarlas y a cambio nos darán PV.
  • Tenemos monedas y fichas, que nos sirven como recursos de los productos disponibles.
Vivero de plantas. Su producto es la hoja verde y al preparar el juego le asociaremos un dragón de hoja verde a la tienda

Dragones en acción

¡Pasamos ahora a conocer cómo se juega!

En nuestro turno deberemos visitar una tienda, no puede ser la misma que en el turno anterior, tenemos que ir a una nueva, y después decidiremos si la recolectamos o la encantamos. Podemos visitar una tienda en la que haya otros jugadores, pero deberemos pagar un producto o una moneda de nuestra reserva a cada jugador que esté en esa tienda.

Recolectar una tienda

Si escogemos esta opción tendremos que seguir los siguientes pasos en orden:

  • Obtener los recursos que esa tienda nos dé, así como los de los dragones y encantamientos que tenga asignados.
  • Después, de forma opcional, podemos asignar un dragón de nuestra mano a un espacio disponible, en caso de que lo haya. Los huecos para dragones tienen símbolos y nuestro dragón debe tenerlo para poder colocarlo.
  • También, opcionalmente, podemos activar la habilidad de uno de los dragones de la tienda. Como hemos dicho, los dragones están asociados a distintos productos, todos los de un mismo producto tienen la misma habilidad.
  • Y, por último, también de forma opcional, podemos activar la habilidad de la tienda. Las tiendas iniciales no tienen habilidades.

Ejemplo: En la foto de arriba tenemos el Vivero de plantas. Si vamos a esa localización tal cual está en la foto obtendremos 4 recursos de hoja verde: 1 por la tienda, 2 por los dragones y 1 por el encantamiento.

Si en algún momento de nuestro turno asignamos un dragón al último espacio vacío de la tienda robaremos y colocaremos un nuevo espacio de tienda en el tapete, esta tienda se coloca bocabajo y solo se releva al final de nuestro turno.

Encantar una tienda

Por otro lado, si no queremos recolectar una tienda podemos decantarnos por encantarla. En este caso, primero lanzaremos un encantamiento:

Seleccionamos una carta de Encantamiento del tapete y pagamos su coste de productos, después la colocamos debajo de la carta de tienda y obtenemos su recompensa, que generalmente son PV.

Si queremos podemos activar todas las habilidades de todos los dragones que haya en esa tienda.

Es importante que para encantar una tienda podamos hacerlo, tanto pagando sus recursos como que tenga un símbolo que coincida con el de la tienda que queremos encantar.

Ejemplo: En la foto de debajo vemos el encantamiento Anillo del Destino, nos pide1 recurso amarillo, 2 rojos y 3 violetas, si lo usamos debemos asociarlo a una tienda con diamante. Al hacerlo nos da 6 PV.

Final de turno y de partida

¡Y así finaliza nuestro turno! Una vez hemos hecho una de las dos acciones le damos la vuelta a las tiendas que haya bocabajo, reponemos nuevos dragones y encantamientos y nos descartamos recursos, en el caso de que hayamos superado el límite de mano.

La partida finaliza cuando robamos o revelamos la última carta del mazo de Dragones o de Encantamientos. Cada jugador tiene un último turno, incluido el que haya activado el final de la partida.

Habremos obtenido puntos a lo largo de la partida, pero además cada moneda que nos sobre nos dará 1 PV y los Dragones selectos que hayamos conseguido a lo largo de la partida nos darán puntos siempre que cumplamos el objetivo que nos marcan. ¡El que más puntos tenga se alza ganador!

Flamecraft Goblintrader
Dragón Pastelón: tienda con habilidad. Debajo tiene los 3 huecos para colocar dragones.

¿Es para mi Flamecraft, el juego de los dragones?

Ahora que ya sabéis cómo se juega a Flamecraft podéis ver que es un juego muy sencillo, en nuestro turno solo tenemos dos opciones y debemos realizar una de ellas: recolectar o encantar una tienda. Es obvio que cuando la recolectamos nos estamos preparando para obtener recursos con el fin de encantarla en el futuro, ya que es una de las principales formas de obtener puntos de victoria.

Pero no la única, ya que los dragones selectos también nos otorgan una cantidad importante de puntos, de hecho, podemos robar muchos a lo largo de la partida.

Flamecraft es un juego familiar, amable con todos los públicos, que no penaliza los errores y se adapta muy bien a todos. Todo esto lo hace ideal para jugar con la familia o los amigos estás fiestas, pero si buscáis un juego más sesudo, donde tengamos que pensarnos mucho los turnos y exprimirlo todo al máximo no es este vuestro juego. Por supuesto partida a partida podemos buscar optimizar nuestros turnos, pero Flamecraft no tiene una exigencia alta.

Con esto no queremos decir que sea un juego aburrido, sino que nos dará partidas más amenas, tranquilas y sosegadas, donde podremos disfrutar del juego y de su arte. Tiene un entre turno corto, pocas opciones a elegir y eso lo hace perfecto para quien busca una opción más ligera.

¡Y no hemos hablado de sus componentes! El arte y los componentes del juego son una maravilla, ¡ojalá más juegos vinieran con tapete en lugar de tablero! Y todo esto en la edición normal, no en la deluxe.

Ahora que ya lo hemos jugado podemos afirmar que Flamecraft es todo un acierto para jugar y regalar estas navidades.

— Raquel [Ludoadicta de la Costa]

...

Flamecraft (Castellano)

Ver producto
...

Woodcraft

Ver producto
...

Eriantys (Castellano)

Ver producto

Etiquetas: ,
Categorizado en: