Reseña de Tindaya

Publicado el 22 enero, 2023

– 4 jugadores / 45-120 minutos / +14 años /  Lolo González / Maldito Games

Tindaya es una montaña sagrada en la isla Canaria de Fuerteventura y también da nombre a este juego de mesa tan especial. El diseñador nos pone en la piel de los habitantes autóctonos de las islas hace 1500 años, antes de la llegada de los europeos, cuando los dioses eran exigentes, el océano bravo y los volcanes estaban hambrientos.

Tipo de juego

Tindaya parece un eurogame en el que desarrollamos una economía, mejoramos las habilidades de una tribu nativa y gana el jugador con más puntos. Pero ese no es el foco del juego, en realidad se trata de un simulador de supervivencia.

El juego dura 3 eras y al final de cada una, varias catástrofes ocurrirán, luego las relato que tienen miga. Los jugadores deben planificar cómo enfrentarse a ellas y colaborar para sobrevivir, la partida puede acabar antes de tiempo si no van con cuidado, el juego castiga pero también te da las herramientas para prevenirlo.

Tu primer asentamiento con dos cerdos, un aldeano y un noble

Modos de juego

En modo cooperativo y solitario ganarán los jugadores si cumplen las condiciones de supervivencia. Se recomienda empezar por él. En modo competitivo ganará el que haga más puntos, pero solo contarán si se conserva el control del archipiélago y se sobrevive. Este es el modo preferido del diseñador. Una variante del modo competitivo convierte en traidor a un jugador, que colaborará con los conquistadores y finalmente, hay una mini campaña para aprender a jugar que introduce los conceptos poco a poco.

Durante la preparación se roban cartas de objetivos secretos, comunes y profecías que advierten de las catástrofes. Además, podemos ajustar de diferentes maneras la dificultad del juego.

Aunque pueda parecer extraño o excesivo que el juego se pueda jugar de tantas formas diferentes, en realidad aumenta las personalización de la simulación y facilita entenderlo.

Un fuerte de conquistadores y materias primas en casillas inexploradas

Las islas

Preparar la partida lleva un buen rato, hay un montón de componentes que ordenar, pero vale la pero que luego desplegado en la mesa es una vista espectacular.

Cada jugador tiene un tablero propio con acciones, trabajadores y recursos. La iconografía puede abrumar, pero indica qué es cada cosa, cuándo se obtiene y cómo se procesa. Por ejemplo, el oficio de pescador permite pescar en casillas de costa, obtener sal y salar el pescado para hacerlo imperecedero, todo temático y con sentido.

Otros dos tableros son las tierras salvajes con cerdos y cabras a nuestra disposición. Y el monte Tindaya que almacena las catástrofes y las ofrendas.

Y finalmente mi favorito, 8 bases de océano con volcanes dónde colocamos terrenos de bosque, montaña y costa para formar 8 islas como queramos. Debemos cumplir que cada isla tenga un recurso de cada tipo, pero a parte de esto, el tamaño, la disposición y la forma puede ser cualquiera.

Cada jugador empezará en algunas islas y luego podrá navegar en cayuco hasta otras islas, extraer recursos, crear asentamientos y echar a los conquistadores.

Los recursos, ingenios y acciones de los jugadores

Las acciones

Los jugadores gastan desde sus tableros cubos de acción, que se reciclan cada era o cilindros, que tienen un efecto doble pero son de un solo uso en lo siguiente:

  • Desarrollar un ingenio: Pagas el coste indicado en recursos de tipo materia prima, que obtenemos explorando, robas el cilindro que indicaba que el ingenio no estaba desarrollado y ya lo tienes disponible además de ganar acciones.
  • Producir recursos: Del oficio que elijas, obtén recursos de cada asentamiento que controles. Es un poco chocante que no haya un token que represente un recurso, pero el motivo es muy ingenioso, los recursos se pueden procesar, por lo que un token genérico, dependen de donde esté situado, tiene el valor de un tipo u otro. Por ejemplo, la leche en queso.

Los animales por su parte, pueden ser sacrificados para obtener cuernos que podremos usar de arma y carne para alimento.

  • Edificar cueva: Pagas su coste y permite dar cobijo a los aldeanos 5, 6 y 7.
  • Explorar: Realizas hasta 3 movimientos terrestres y/o marítimos y al acabar haces acciones opcionales. El grueso del juego lo pasarás haciendo esta acción, por lo que vale la pena dominarla.

Los movimientos terrestres son de una en una casilla en una misma isla. Los marítimos son en línea recta entre islas y comprando un cayuco si no lo tienes. O usando el primero que te encuentres flotando a tu alcance.

Recolecta las materias primas que te encuentres, son tokens boca abajo de cada casilla inexplorada y varían en función del tipo de terreno. Barro, madera y piedra. Pero ojo, si agotas los recursos de una isla perderás puntos.

Haz trueque con otro nativo. Esto es importantísimo para evitar despilfarrar productos perecederos,  para permitir desarrollar o simplemente sobrevivir.

Realiza ofrendas si estás en un volcán quemando recursos para reducir la ira de los dioses. También puedes sacrificar aldeanos o conquistadores que tengas cautivos, que sirven como comodín. Y te llevas un ídolo de recompensa.

Construye un asentamiento si posees el conocimiento de ese oficio del tipo de terreno correspondiente: Poblados pesqueros en costas, granjas de cerdos y cultivos en bosques y rebaños de cabras en montañas.

Animales en las tierras salvajes

Captura animales en asentamientos vacíos si aún quedan en las tierras salvajes y posee ese oficio, cerdos y cabras. Ojo, que si te llevas el último pierdes puntos, recuerda, esquilmar enfurece a los dioses.

Reconquistar fuertes, yendo en grupo con tus nativos armados con obsidianas o cuernos de cabra. Encarcelarás a los conquistadores que superes en número y también te llevarás un punto de solidaridad y un ídolo de recompensa.

Y además, acciones que no necesitan marcador y son ilimitadas:

  • Revelar un ídolo y ejecutar su acción, por ejemplo el ídolo de la protección te otorga una barrera de piedra que protege un hexágono de algunas catástrofes.
  • Vender un ídolo a cambio de un recursos de cualquier tipo.
  • Comprar una carta del mercado de artesanía gastando recursos, la gran vasija por ejemplo aumenta la capacidad de todas tus vasijas a ilimitado.
Catástrofes y ofrendas para los dioses en el monte Tindaya

El fin de la era

En esa fase, que ocurre 3 veces, se pone a prueba la colaboración entre tribus y la capacidad para sobrevivir. Resuelve en orden las etapas de reproducción, alimentación, desechos, cobijo, ofrendas, eventos, aprendizaje, supervivencia, adivinas y mantenimiento. No es poco, pero va rápido.

La reproducción aumenta la población de aldeanos, animales y conquistadores is hay 2 o más allá donde estén. Este es beneficioso para el jugador pero también para los conquistadores.

Los aldeanos comen y debes gastar 1 de comida por cada uno que tengas, incluidos los nuevos nacidos. Los que no alimentes morirán y esto enfurecerá a los dioses. Los alimentos procesados son más eficientes, por lo que compensa desarrollar su ingenio.

Los recursos perecederos y el exceso de las vasijas se usan para calcular cuando enfurecen los dioses y puntos pierden los jugadores. ¡No tires basura!

Sin cueva, el exceso de aldeanos no tienen donde dormir mueren.

Los dioses comprueban complacidos las ofrendas y conceden puntos a la tribu más generosa además de reducir su ira.

Lo cual es importante porque durante la etapa de los eventos, se desatan las catástrofes profetizadas. En función de la furia de los dioses, el área de impacto es mayor y un volcán que estalles afectará a más anillos de casillas a su alrededor. Convirtiendo en tierra con nuevos minerales, uniendo islas y destruyendo asentamientos. Los tsunamis engullirán la tierra en cambio y reducirán las islas.

Desembarcarán conquistadores que batallarán con las tribus por arrebatarles sus asentamientos y construir sus fuertes. Podrás defenderte si tienes armas y población suficiente o una muralla.

Los supervivientes que queden, aprenderán 1 oficio si se encuentran en un asentamiento de otra tribu donde haya otro nativo.

Comprueba las condiciones de supervivencia, el nivel de furia de los dioses, no debe ser máximo y debe quedar alguien vivo en tu tribu.

En la etapa de las adivinas, los nativos ascienden a Tindaya a entregar fuego a las adivinas para conocer las catástrofes de la siguiente era. Algunos recursos se pueden quemar, como la madera, el estiércol y la paja. Además obtenemos puntos de solidaridad.

Y finalmente una fase de mantenimiento que recupera tokens y revela cartas.

¿Tenía razón cuando describía este juego como simulación de supervivencia o no?

Cartas de tribu con sus habilidades únicas

Las tribus

Cada jugador personalizará su estilo de juego con el reparto de las tribus:

  • Los Agana exploran más que el resto y empiezan con un cayuco.
  • Los Orone pescan y producen más sal.
  • Los Arucas desarrollan ingenios con descuento.
  • Los Ecero obtienen más obsidiana.
  • Los Taoro son mejores agricultores.
  • Los Jandía son mejores comerciantes, adquieren artesanía con descuento.
  • Los Tedote son más fértiles y empiezan con un aldeano extra y la cueva edificada.
  • Los Majos son mejores haciendo ofrendas.
  • Y los Tihuya roban un ídolo cada inicio de era.

Conclusión de Tindaya

He resumido muchas reglas, el juego es tremendamente detallista y no he querido reproducir el manual. A mi este tipo de juegos no solo me gusta, sino que me fascina, no me importa perder, lo que quiero es experimentarlo, poner a prueba el sistema, buscar estrategias y observar que pasa. Hay azar, pero a diferencia de otros juegos colaborativos como Pandemic o Eldritch Horror, sabes lo que va a pasar y te da la oportunidad de prepararte.

Pero no es el típico que puedes sacar a la mesa con invitados cualquiera y pasar el rato. Hay que venir a jugar y saber a lo que te enfrentas. El arte me ha parecido especialmente bonito e inmersivo y admiro la labor de investigación del diseñador y el cariño por las tribus originales de las Canarias. Este es un juego para compartir con otros jugones.

Epicentro de la explosión del volcán

También te puede interesar

A parte de los cooperativos mencionados, las catástrofes me recuerdan al juego Peloponeso, mucho más simple y también desafiante y punitivo con los jugadores, la gestión de los recursos y los excesos es similar a Archipiélago, aunque no desde el punto de vista colonial y por supuesto el tema de isla vs conquistadores es similar a Spirit Island.

Pero son detalles, este juego es muy distinto al resto que tengo en mi colección, es raro y exótico.

— Raül [Amigo del Waaagh!]

...

El Bucle

Ver producto
...

Tindaya (Castellano)

Ver producto
...

Pandemic

Ver producto

Etiquetas: ,
Categorizado en: