Reseña El Ansia

Publicado el 26 julio, 2022

2-6 jugadores / +12 años / 60 min / Richard Garfield / Devir Iberia

“Cuando las rosas eternas florecen, los vampiros despiertan de su letargo. Dispones hasta el amanecer para recorrer el laberinto y recoger la flor más hermosa, cazando humanos en tu camino, seduciendo a familiares para que te ayuden y aumentando tus poderes para convertirte en el más célebre de los vampiros.”

Así se nos presenta El Ansia, un juego de construcción de mazos creado por Richard Garfield, autor que tiene juegos que nos encantan como Bunny Kingdom (por no hablar de MTG, claro). Pero volvamos al juego que aquí nos ha reunido hoy, en El Ansia cada jugador pugna por mejorar su mazo de cartas, cazar humanos para ganar puntos de victoria, cumplir misiones secretas y, finalmente, conseguir una rosa y regresar al castillo antes del amanecer. Cuanto más caces, tu mazo y tú seréis cada vez más lentos, por lo que será difícil regresar antes del amanecer.

¿Conseguirás convertirte en el vampiro más célebre sin quedar reducido a ceniza al amanecer?

Una partida a El Ansia dura exactamente 15 rondas, en las que intentaremos conseguir el mayor número de puntos posibles. Pero cuidado, porque para optar a la victoria, tenemos que terminar la partida en una casilla segura del tablero, ya que si terminamos lejos del castillo nuestro personaje morirá y nuestros puntos no servirán de nada.

Tablero cetral, el Castillo en zona helada y los personajes verde y rojo moviéndose por los caminos

Lo esencial en el Ansia

Antes de entrar de lleno en el funcionamiento del juego, vamos a ver qué elementos encontramos:

  • El tablero central es un recorrido de casillas que empieza en el castillo y acaba en el laberinto. Por el camino encontraremos bifurcaciones que nos permitirán acceder a unas bonificaciones u otras.
  • Algunas casillas del tablero tendrán fichas de bonificación que podemos obtener durante el transcurso de la partida y nos darán beneficios y puntos.
  • Encontramos 3 tipos de cartas distintas: Humanos, a los que daremos caza y son nuestro objetivo principal ya que nos darán puntos de victoria, pero pueden causarnos efectos inesperados. Familiares, que nos acompañarán durante el recorrido y nos otorgarán beneficios. Poderes, que mejorarán nuestro mazo significativamente. Y Rosas, que encontraremos al final de camino y nos otorgarán un beneficio cada turno.
  • Algunas cartas tienen un efecto de permanente, que nos indica que una vez jugadas no se descartan al final del turno, si no que se mantienen en nuestra zona de juego turno tras turno hasta que se cumpla una condición que las descarte.
  • El mercado de cartas está compuesto por tres columnas y es importante saber que las cartas se irán moviendo hacia la derecha, pero nunca saldrán del tablero de mercado, por lo que en la última columna se irán formando pilas de cartas que tendremos que comprar juntas, ¡nos gusten sus efectos o no!
  • Las misiones son unas losetas que nos darán puntos extras al final de la partida o un beneficio inmediato si las usamos. De inicio, tendremos disponibles dos misiones públicas para todos lo jugadores y una personal, que puntuarán si cumplen su requisito. Además, durante la partida, conseguiremos más misiones que también puntuaremos al final de la partida si cumplimos su requisito.

¡A cazar humanos!

En El Ansia, los jugadores juegan por turnos, uno tras otro. Cada jugador debe resolver los efectos de todas las cartas de su zona de juego antes de pasar el turno al siguiente jugador. Una vez que todos los jugadores han jugado su turno la ronda acaba.

Cada ronda se compone de tres fases:

  • Determinar el orden del turno, según la posición de los jugadores en el tablero. Siempre juega primero el vampiro activo que esté más alejado del castillo.
  • Temporada de caza, el primer jugador completa todas sus acciones; a continuación juega el siguiente jugador, hasta que todos hayan jugado su temporada de caza. Durante esta fase, debemos jugar todas las cartas de la mano y resolver todos sus efectos de uno en uno y en el orden que elijamos. Para ello, seguimos los siguientes pasos:
    1. Activar tus efectos de descarte/robar. Antes de hacer cualquier otra cosa, activaremos los efectos mencionados. Esto es importante ¡ya que es posible que hayamos jugador cartas que no queremos activar! Además, robar cartas nos da la posibilidad de jugar más de tres cartas (ya que siempre robamos 3 cartas) y maximizar nuestras jugadas.
    2. Calcular y gastar tu velocidad. Ahora sumamos la velocidad de todas nuestras cartas jugadas (la velocidad viene marcada en la esquina superior izquierda). El total resultante de esta suma determina la velocidad que tenemos para gastar en mover o cazar.

Mover nos permite desplazar nuestra ficha de vampiro hasta un máximo de nuestra velocidad. La casilla donde terminemos nuestro movimiento es importante, ya que podremos activar su efecto especial. Estos efectos van desde poder hacer una segunda caza, coger nuevas misiones personales o incluso digerir a humanos previamente cazados, ¡habilidad especialmente útil!

Cazar nos permite añadir cartas a nuestro mazo. Para ello, usaremos la velocidad que nos haya sobrado de nuestro movimiento. Elegimos una carta o pila del mercado y añadimos dichas cartas a nuestro descarte. No puedes mover después de haber cazado y todos los putos de velocidad que hayan sobrado tras la caza se pierden. Algunas cartas nos darán puntos de victoria al cazarlas y otras pueden activar efectos variados de forma inmediata.

  • Final del turno. Dale la vuelta a tu ficha de vampiro para indicar que ya has jugado, descarta todas las cartas que no sean permanentes, activa cualquier efecto de “final de turno” y roba tres cartas nuevas. Ahora le toca al siguiente jugador. Si eres el último, pasa la siguiente fase de la ronda.
  • Preparar el siguiente turno, cuando todos los jugadores han jugado hacemos una pequeña fase de mantenimiento. Avanzamos de casilla la ficha de rondas, ponemos boca arriba nuestra ficha de vampiro, desplazamos el mercado y reponemos con cartas nuevas.
Losetas de misiones

Después de que todos los jugadores terminen su turno de la ronda 15 pasamos al final de partida. Primero comprobamos si estamos a salvo del amanecer. Los jugadores que no hayan podido llegar al castillo o al cementerio no podrán optar a la victoria. Luego sumamos a nuestro marcador de puntos todas las cartas que tengan un efecto de final de partida. Para terminar el sumatorio, añadiremos los puntos que nos otorgan las misiones públicas y las misiones personales. ¡El jugador con más puntos gana la partida!

Opinión personal

Si conocéis Clank es posible que penséis que nos encontramos ante una versión vampírica de este y lo cierto es que ambos juegos guardan cierta similitud. Aun así, podemos decir que son bastante distintos y en mi opinión ofrecen experiencias de juego diferentes. El Ansia se acerca más a un juego familiar, con unas reglas muy sencillas y que puede jugar cualquier. No obstante volver al Castillo antes del amanecer no será tarea fácil y debemos llevar cuidado con nuestros movimientos, pues las cartas de Humano no sueñen darnos puntos de movimiento.

Eso quiere decir que tenemos que gestionar muy bien cómo jugamos y cuántas cartas de Humano podemos cazar, sí, nos van a dar muchos puntos de victoria, pero ¿de qué sirve esto si después no somos capaces de volver a la zona segura?

Mientras que, normalmente, en un juego de construcción de cartas nuestro mazo se vuelve cada vez más poderoso, aquí ocurre justo lo contrario: conforme vamos cazando humanos nuestro mazo es peor, ya que son cartas que entorpecen nuestro movimiento.

Esto hace que El Ansia sea un juego en el que hay que pensar bien nuestros movimientos y siempre estar atentos a cómo va el marcador de ronda. Y aquí hago un inciso, pues a diferencia de Clank sabemos exactamente cuándo va a terminar la partida y eso me gusta mucho. Pero volviendo a ello, pese a todo, diría que es un juego accesible para un amplio público.

Ojo, también, que para conseguir una rosa deberemos llegar hasta el final del tablero (y recuerda que debes volver a un zona segura si quieres optar a ganar la partida), así que aquí de nuevo se nos presenta una difícil tarea.

Pese a que normalmente ya sabéis que suelo jugar a dos jugadores, sin duda creo que El Ansia se disfruta mucho más a 3 o 4, aunque no hay una interacción directa muy grande sí que vais a molestaros en el tablero, a robaros tesoros y cartas.

Construcción de mazos, una carrera vampírica y caza de humanos, ¿se puede pedir más? ¡Ya tenéis El Ansia disponible en nuestras tiendas y web! ¡Contadnos en redes qué os parece!

— Raquel [Ludoadicta de la Costa]

...

Bunny Kingdom

Ver producto
...

El Ansia

Ver producto

Etiquetas: , ,
Categorizado en: