Vida y gestas de Abaddon

Publicado el 23 enero, 2024

Durante la Gran Cruzada, en el corazón de la expansión del Imperio Galáctico, emergió un líder formidable entre los Marines Espaciales: Ezekyle Abaddon, el Primer Capitán de la 1ª Compañía de los Lobos Lunares. Esta élite, conocida como la Justaerin, desempeñó un papel crucial en las filas de los Hijos de Horus, siendo Abaddon reconocido como el mayor guerrero después del propio Primarca Horus.

Abaddon, dotado de un orgullo imponente y una personalidad irascible que lo hacía propenso a la ira, formaba parte de un consejo consultivo informal dentro de la Legión, conocido como el Mournival. Junto a líderes como Tarik Torgaddon, «Pequeño Horus» Aximand y Garviel Loken, estos guerreros estaban destinados a aconsejar y apoyar al Primarca en sus decisiones cruciales.

La historia se torna intrigante cuando Horus intenta negociar con una rama perdida de la Humanidad conocida como el Interex. Abaddon se opone ferozmente a estos intentos, abogando por la política establecida por el Emperador: exigir la rendición o imponer la Obediencia Imperial por la fuerza. Este conflicto de perspectivas alcanza su punto álgido cuando Horus resulta gravemente herido por una espada Kinebrach dedicada a Nurgle, llevando a Abaddon y otros a buscar ayuda en formas inesperadas.

Siguiendo el consejo del Primer Capellán Erebus de los Portadores de la Palabra, Abaddon y sus camaradas llevan al moribundo Horus a un sanador místico del Templo de la Logia de la Serpiente en Davin. Sin embargo, lo que parecía ser un acto de desesperación pronto revela su verdadera naturaleza: el sanador místico era, en realidad, un Hechicero del Caos. Este acto, contrario a los principios de la Verdad Imperial, sumerge a Horus en las oscuras influencias de los Poderes Ruinosos del Caos, marcando el inicio de su corrupción y su eventual resurrección a través de sus poderes.

La narrativa se adentra en la Herejía de Horus, una guerra civil que sacudió el Imperio durante siete brutales años. Abaddon, al mando de la Justaerin, se convierte en testigo y participante de eventos infames, desde la Masacre del Desembarco en Istvaan V hasta la Batalla de Molech y, finalmente, la épica Batalla de Terra.

Tras la derrota y muerte de Horus a manos del Emperador, Abaddon emerge como un líder resuelto y decidido. Lidera un rápido contraataque para recuperar el cuerpo de su Primarca en la nave insignia Espíritu Vengativo y se retira al Ojo del Terror con el resto de la Legión, marcando así el final de un capítulo en la historia de los Hijos de Horus y el inicio de uno nuevo.

Este nuevo evento se titula «El nacimiento de la Legión Negra«. Después de la caída de la XVI Legión y la destrucción de Lupercalios, Falkus Kibre, antiguo señor de la Justaerin, convoca a antiguos aliados como Iskandar Khayon y Lheorvine Ukris para una reunión secreta a bordo del Crucero de Batalla Su Hijo Elegido. La visión de Kibre es clara: ve la fuerza y pureza en lo que los Hijos de Horus han llegado a ser y anhela refinar y perfeccionar esa esencia. Nace así la idea de formar una nueva Legión, una nueva guerra: la Larga Guerra.

Abaddon, despojándose de las sombras del pasado, asume el liderazgo indiscutible de la recién nacida Legión Negra. La historia toma un giro fascinante cuando, en el 781.M31, la Legión Negra regresa al espacio imperial bajo el mando de Abaddon. Este retorno, conocido como la 1ª Cruzada Negra, deja una marca indeleble en la historia del Imperio. La Legión Negra, renacida de sus propias cenizas, emerge como un enemigo temible que muchos creían perdido en el olvido.

Abaddon, ahora el Señor y líder indiscutible de la Legión Negra, se gana una reputación aterradora por las venganzas implacables que ejecuta contra aquellos que le traicionan. La lealtad a Abaddon se convierte en una moneda de doble filo, y cualquier intento de manipulación o traición se paga con la vida y la destrucción de aquellos que se atreven a desafiarlo.

A diferencia de otros Señores del Caos, Abaddon demuestra ser un estratega maestro, manipulando a sus aliados y enemigos con precisión. Su astucia se refleja en su capacidad para mantener un equilibrio delicado con los Dioses Oscuros del Caos, evitando convertirse completamente en su esclavo. Su habilidad para utilizar los recursos del Caos sin sucumbir completamente a su influencia es un aspecto único de su liderazgo.

La narrativa culmina en la Ascensión de la Legión Negra. Infundidos con el poder del Caos, la Legión crece en poder y gloria durante la 1ª Cruzada Negra bajo el mando de Abaddon. A pesar de la masacre y la destrucción, la Cruzada llega a su fin cuando el Imperio reacciona contra la amenaza traidora. Sin embargo, Abaddon, ahora coronado como Señor de la Guerra, ha dejado una huella imborrable en la historia de la Legión Negra.

Las Cruzadas Negras

1ª Cruzada Negra (781.M31) – También conocida como la 1ª Batalla de Cadia.
2ª Cruzada Negra (597.M32) – 2ª Batalla de Cadia.

3ª Cruzada Negra (909.M32) – Conocida como el Asalto de la Hueste de Tallomin. El Príncipe Demonio Tallomin conduce un ataque que es aplastado por los Lobos Espaciales.

4ª Cruzada Negra (001.M34) – Destrucción de la Ciudadela del Kromarca en El’Phanor.

5ª Cruzada Negra (723.M36) – Doombreed, Príncipe Demonio de Khorne, declara la guerra al Adeptus Astartes. Los Capítulos de los Halcones de Guerra y Veneradores son destruidos.

6ª Cruzada Negra (901.M36)

7ª Cruzada Negra (811.M37) – Conocida como la Guerra de los Fantasmas. Masacre de Ángeles Sangrientos, encabezada por Abaddon, en Mackan.

8ª Cruzada Negra (999.M37) – Conocida como la Recolecta de Cráneos. Lanzada como ofrenda al Dios del Caos Tzeentch.

9ª Cruzada Negra (537.M38)

10ª Cruzada Negra (001.M39) – Conocida como el Conflicto de Helica. Guerreros de Hierro luchan y derrotan a las Manos de Hierro en Medusa.

11ª Cruzada Negra (301.M39)

12ª Cruzada Negra (139.M41) – Conocida como la Guerra Gótica. Abaddon el Saqueador intenta capturar  artefactos de los Eldars y las Fortalezas Negras. Al final captura dos Fortalezas Negras.

13ª Cruzada Negra (999.M41) – La última Gran Cruzada llevada a cabo por los traidores y herejes bajo el mando de Abaddon, donde finalmente obtuvo una victoria aplastante sobre el Imperio de la Humanidad. Gracias a su victoria logró destruir y atravesar finalmente la Puerta de Cadia, así como partir a la mismísima galaxia en dos.

Esperamos que os haya gustado este artículo y os recordamos que esta miniatura y otras muchas de marines del caos las podéis encontrar en las tiendas de GoblinTrader y en su web.

—  Drakst [El juglar de los enigmas olvidados]

...

Codex: Adeptus Mechanicus (Castellano)

Ver producto
...

Adeptus Mechanicus: Skratos Sidoniano (1)

Ver producto
...

Patrulla De Combate: Adeptus Mechanicus (19)

Ver producto

Etiquetas:
Categorizado en: ,