Reseña Oltréé

Publicado el 30 octubre, 2022

2 – 4 jugadores / 60 minutos / +10 años / Antoine Bauza y John Grümph / Maldito Games

Hace mucho tiempo, el Imperio estaba sumido en una guerra sin piedad contra el Rey Brujo, sumo sacerdote de “Padre de Todos los Monstruos”. El Imperio salió victorioso a costa de su unidad y, al final, de su propia existencia. Tras una era de paz imperial, el reino se sumergió en una época oscura, repleta de territorios fragmentados, incesantes disputas, religiones malignas, ruina y sufrimiento. No obstante, una tradición imperial se mantuvo intacta. Desde el interior de sus fortalezas y bastiones, los guardianes continúan sin descanso su misión de velar por los habitantes del antiguo Imperio, explorar las tierras inhóspitas, unificar comunidades, luchar con monstruos y recuperar los tesoros del Emperador para que, algún día, pueda renacer la esperanza. ¡Es tu turno de unirte a las filas de los valerosos Guardianes!

Así se nos presenta Oltréé, un juego cooperativo diseñado por Antoine Bauza  y John Grümph de unos 60 minutos de duración, de 2 a 4 jugadores y de una edad mínima recomendada de 10 años.

En este juego los jugadores representan a valientes Guardianes que ayudan a la población a reconstruir una fortaleza para asegurar la seguridad y tranquilidad de sus habitantes. Al inicio de la partida recibiremos una Misión que representa las tareas que debemos completar para tener más posibilidad de ganar la partida. A lo largo de la partida se desarrollará una Crónica que nos irá contando una historia con la que deberemos lidiar y si la terminamos con éxito ganaremos la partida. Pero no todo es tan fácil como parece, ya que durante las partida nos encontraremos con Incidentes, Problemas y Eventos diversos que nos dificultarán nuestra tarea.

La crónica

La misión de los Guardianes

Antes de entrar de lleno en las mecánicas del juego, vamos a ver primero algunos detalles de la preparación de la partida, de cómo ganamos o perdemos y de la dinámica del juego.

  • Cada vez que vayamos a jugar debemos escoger una Crónica. Son una serie de cartas que irán contándonos una historia capítulo a capítulo. Aquí se nos relatará la aventura con textos de ambientación y nos especificará cambios de reglas u objetivos a tener en cuenta. Al final de la Crónica encontraremos los requisitos para ganar la partida.
  • Junto a la Crónica prepararemos una carta de Misión. Estas cartas nos servirán para un par de cosas. Para empezar, podemos escoger misiones de complejidad fácil, moderada o difícil afectando así a la dificultad de la partida. Estas cartas también nos indicarán que dos mazos de Incidentes entran en juego de los cinco disponibles. Y por supuesto tienen objetivos, que si cumplimos durante la partida nos ayudarán a lograr terminar la Crónica con éxito.
  • Creo que ya está claro cómo ganamos la partida, ¿verdad? Tenemos que superar con éxito el capítulo final de la Crónica. Pero cuidado porque para perder tenemos tres opciones distintas: si no superamos la Crónica, si el medidor de prestigio llega a cero o si el medidor de defensa llega a cero.
  • Durante la partida conseguiremos recursos que almacenaremos en la fortaleza. Esta reserva de recursos es compartida entre todos los jugadores, por lo que podremos hacer uso de ella en cualquier momento aunque nosotros no hayamos conseguido esos recursos. Las provisiones (que es otro tipo de recurso) sí que se almacenan en nuestra reserva personal, por lo que solo nosotros podremos usarlas en nuestro beneficio.
  • Las pruebas de profesión son bastante comunes y muchas veces tendremos que tener éxito en ellas para poder resolver alguna carta. Hay cuatro tipo diferentes de pruebas: soldado, artesano, académico y viajero. Para realizar una, primero tenemos que determinar el número de dados de los que vamos a disponer. La fortaleza otorga un dado automático, cada guardián tiene un dado de profesión propio para una prueba en concreto y algunos edificios otorgan un dado que podremos añadir a la tirada si tenemos dicho edificio construido. Una vez tenemos la cantidad de dados a lanzar es el momento de hacer la tirada. Los dados tienen caras en blanco, dos caras de éxito y una cara de esfuerzo, que es un éxito pero perdiendo una vida. Por defecto se necesita al menos un éxito para superar una prueba, pero en algunos casos específicos se nos pueden pedir más éxitos.
Edificios que podemos construir, arriba el recurso que nos pide y bajo las profesiones que nos da

Los Guardianes en acción

Una partida de Oltréé se desarrolla hasta que los Guardianes ganen o pierdan. Para ellos el juego se irá sucediendo en rondas hasta que se desencadene el final de partida.  Los jugadores se turnan de uno en uno y en sentido horario para jugar una ronda completa que se divide en en dos fases: determinar la adversidad y realizar dos acciones diferentes.

Determinar la adversidad, lanzamos el dado de adversidad y movemos el marcador a la derecha en el medidor de adversidad según la tirada obtenida. Dependiendo de la casilla hasta donde avance el marcador se puede desencadenar:

  • La crónica, desvelamos la siguiente carta para que la historia avance.
  • Incidente, primero perdemos prestigio si tenemos regiones en peligro y luego añadimos una nueva carta de Incidente al tablero.
  • Problemas, añadimos una carta de Problemas al tablero.
  • Eventos, revelamos y resolvemos un evento.

Realizar dos acciones diferentes, en esa fase de la ronda es donde los jugadores usarán a sus peones sobre el tablero (que representan a su personaje) y llevarán a cabo dos acciones diferentes de las que vemos a continuación:

  • Mover, mueve la figura de guardián a una zona adyacente.
  • Descansar, recuperas una vida y recibes una provisión. Las vidas nos sirven para que nuestro personaje tenga su habilidad especial disponible y las provisiones nos permiten alterar la tirada de los dados.
  • Convocar a la comunidad, te beneficias del efecto de la comunidad en la región donde te encuentres. Cada comunidad ofrece una acción diferente que va desde la obtención de recursos hasta avanzar en alguno de nuestros medidores de seguridad o prestigio.
  • Gestionar un problema, intenta resolver la carta de problema de la región donde te encuentres. Los Problemas pueden requerir una prueba de profesión o algún otro requisito.
  • Resolver un incidente, roba la primera carta de la pila de Incidentes de la región donde te encuentres y la resuelves. Independientemente del resultado la carta queda resuelta y se descarta.
  • Construir un edificio, podemos gastar los recursos indicados en la construcción para añadir la loseta a la fortaleza. Los edificios nos otorgan beneficios que habitualmente están relacionados con las pruebas de profesión.
  • Reparar un edificio, durante la partida los edificios pueden romperse debido a diversos efectos. Mientras una edificio esté roto no nos otorga beneficio, pero podemos repararlo con esta acción y superando una prueba de profesión.
  • Construir una torre, podemos gastar los recursos indicados en la torre y añadir la loseta a la fortaleza. Estas construcciones nos otorgan avances en los medidos además de dejarnos asegurar regiones, requisito indispensable para muchas misiones.

Además de todas las acciones que hemos visto, durante esta fase podemos hacer una acción de bonificación además de nuestras dos acciones normales. Para ello tendremos que gastar dos provisiones de nuestra reserva, tener acceso a ella mediante alguna carta o activar la capacidad especial de nuestro personaje.

Las rondas de juego se irán sucediendo entre los jugadores hasta que, como hemos visto al principio, se desencadene el final de partida. Podremos salir victoriosos si acabamos la Crónica con éxito o por el contrario… ¡perderemos si se cumple alguna de las condiciones para ello!

Opinión personal

Tengo que admitir que Oltréé es un juego que engaña un poco con la explicación, porque cuando empezamos a jugar se nos presenta de forma muy sencilla, nuestras acciones no son muchas y en general casi siempre estamos realizando las de mover, gestionar problemas o incidentes, y construir. Eso no quiere decir que el resto no se usen, pero sí en menor medida. Y la verdad es que es algo que se agradece, no tener muchíiisimas opciones sobre la mesa y pensar y sobre pensar nuestro turno para ver qué queremos hacer. No, Oltréé es mucho más directo.

Las acciones de la partida son siempre las mismas, pero las crónicas son las que le dan el toque distinto a cada partida y nos ofrece una aventura diferente para cada día. Es un juego emocionante y no sabes qué puede salir o a qué vas a enfrentarte.

Sin duda, también tenemos que hablar de sus componentes, que son una maravilla. Desde el tablero hasta las ilustraciones de las cartas, pasando por las figuras y cada uno de los recursos. Si os gustan los juegos cuidados, este es uno de ellos.

Oltréé nos ofrece una opción de juego cooperativo muy sencillo, donde cada partida es distinta y nos enfrentaremos a una crónica distinta. Además, tiene muchos personajes, por lo que podemos ir cambiando y conociendo todas las habilidades.

¡Contadnos en redes qué os parece a vosotros!

— Raquel [Ludoadicta de la Costa]

...

Oltréé (Castellano)

Ver producto
...

Caverna: Caverna vs Caverna

Ver producto

Fotos: Maldito Games.

Etiquetas: , ,
Categorizado en: